Playas en La Cumbrecita, Córdoba
Playas y Balnearios de La Cumbrecita, Calamuchita

Playas y Balnearios de La Cumbrecita, Córdoba

Importantes saltos de agua y fuentes naturales que se alimentan de las vertientes que emanan de las montañas hacen de los paisajes serranos los lugares propicios para la contemplación y para las actividades al aire libre. En La Cumbrecita, ambientes rodeados de una destacada y bella vegetación permiten la recreación y el descanso merecido en temporada estival.

Playas de La Cumbrecita
Imagen - Turismocordoba.com.ar

La Cascada, es uno de los sitios donde la naturaleza se muestra en todo su esplendor. Un espeso follaje y grandes rocas rodean este magnífico salto de agua de 14 metros de altura que se arroja sobre una olla de 5 metros de profundidad. En medio de una gran quebrada, la caudalosa cascada de aguas transparentes y frescas resulta un maravilloso atractivo y el más representativo de los espacios naturales que se pueden visitar en La Cumbrecita.

Este panorama que se abre paso en el arroyo Almbach, se convierte en punto ideal para refrescarse en los cálidos días estivales, en la excusa apropiada para interrumpir el recorrido y compartir un momento en la buena compañía de la familia y de los amigos. Para acceder al lugar es necesaria una caminata previa de 15 minutos por un sendero que sube la sierra y permite vistas panorámicas únicas.

El balneario natural La Olla es otra de las alternativas que el arroyo Almbach propone. Durante los días de verano, este salto se torna en uno de los destinos más visitados. Aguas frías, cristalinas y profundas, pequeñas playas de arenas blancas enmarcadas por una frondosa vegetación, resultan la combinación perfecta para disfrutar con la familia y para refrescarse en los días cálidos.

Playas de La Cumbrecita
Imagen - Turismocordoba.com.ar

El agua que baja de las montañas y su recorrido por terrenos rocosos, junto a la tranquilidad y serenidad de los ambientes serranos, conforman este extraordinario espacio natural que se encuentra en unos de los extremos del pueblo.

Ideal para clavadistas audaces por poseer una pared lateral muy alta y por sus profundidades, también es apto para los más pequeños por las diferencias en los niveles de depresiones que presenta este lugar.