Ecoturismo en La Cumbrecita, Córdoba
Ecoturismo en La Cumbrecita, Calamuchita

Ecoturismo en La Cumbrecita, Córdoba

En La Cumbrecita la naturaleza es uno de los atractivos más significativos y por ello en el año 1996 fue declarada Reserva Provincial y Comunal con el propósito de preservar el medio ambiente. Enriquecida por su flora y fauna, el ecoturismo es una de las actividades que permite apreciar el ecosistema en toda su potencia.

Ecoturismo en La Cumbrecita
Imagen - Turismocordoba.com.ar

Entre las especies vegetales que se destacan en los bosques se encuentran los pinos, cedros, abetos, cipreses, robles, abedules, fresnos, plátanos, nogales, sauces y castaños. También hierbas, arbustos y frutas como la avellana, frambuesa, guinda y nuez pueden encontrarse en los recorridos más copiosos.

El paisaje alpino se perfecciona con una variedad animal importante: zorzales, horneros, carpinteros, cabecitas negras, tordos, pechos colorados, cachalotes, picaflores, cotorras, urracas, cuises, zorrinos y hurones.

El turismo ecológico es una alternativa interesante para quienes visitan La Cumbrecita y desean vincularse directamente con la naturaleza. La Pampita, es uno de los ambientes más representativos donde la escasa vegetación permite la contemplación del paisaje en estado puro. La hierba serrana predomina en esa superficie llana que, en varias oportunidades, se habita de caballos y ovejas.

Ecoturismo en La Cumbrecita
Imagen - Turismocordoba.com.ar

El paseo por los Bosques de Abedules permite observar la gran forestación dentro de la que el pueblo está inmerso. A través de un pequeño puente de madera que cruza el arroyo Almbach puede accederse al complejo donde el abedul es el principal protagonista.
Las sorprendentes transformaciones del follaje de los abedules en las diferentes estaciones del año resultan un interesante espectáculo natural que merece atención. Durante el verano y la primavera las ramas de estas especies se tiñen de un llamativo color plateado y sus hojas de un verde intenso. Ya en otoño, el bosque deslumbra con la espesa capa de hojas que se extiende en el suelo y con la fantástica variedad de tonalidades que va adquiriendo el follaje con el paso de los días.

Ascendiendo las sierras, este es un privilegiado paisaje que reviste de pureza y armonía el descanso y paseo de los turistas que pasan por allí.